La verdadera esclavitud

“Grande es ese niño tailandés que lleva dinero a su casa después de 16 horas trabajando libremente en un taller, nadie le puso una pistola en el pecho, lo eligió libremente. Y además, muchos lo consideran un trabajo muy digno. Cada uno hace con su cuerpo lo que quiere…¡Uy!, perdón, que este es el “ideotipo” que se suele utilizar para defender la prostitución. Y no tiene nada que ver con la esclavitud del niño tailandés ¿o si?”

Eric Rune

En breve revisaremos su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: