8 de marzo, ¡somos Pueblo!

“Hoy están consiguiendo que las mujeres sólo luchemos por los problemas supuestamente nuestros en exclusiva: una cosa estupenda para el sistema, porque mientras estemos solos, y enfrentados, aquél hará lo que le dé la gana.”

Prado Esteban Diezma

Si, las mujeres como tales sufrimos una serie de discriminaciones en casi todos los campos que abarcan lo social. Nos preguntan si vamos a tener hijos en una entrevista de trabajo, nos aceptan por nuestro aspecto físico o por paridad impuesta sin mirar más, perjudicando a las más preparadas (siempre es mejor para un machista elegir a su lado a una mujer que le moleste poco…), nos despiden si nos quedamos embarazadas, sufrimos violencia en el entorno familiar, nos niegan la conciliación laboral y familiar, se entrometen en nuestro derecho a ser madres, nos bombardean con la hipersexualización de la publicidad, la cosificación de nuestros cuerpos y el consumo de la mujer como producto. Negar una realidad es negar una evidencia; es de tontos o de cooperativistas.

Este 8 de marzo volverán las marchas de mujeres en defensa de sus derechos menguados cuando no negados, algo que también sufren los hombres en estos tiempos de crisis, así que no entendemos bien la división que algunas quieren generar.

Existen quienes niegan desigualdad social entre hombres y mujeres, fruto de un machismo mostrado u ocultado. Existen quienes sólo perciben la explotación laboral en las mujeres, negando la del hombre, quienes pasan de un feminismo positivo y REAL, a un hembrismo, -la otra cara del machismo igual de dañino, perverso y divisorio.

El manifiesto feminista de este año habla de realizar una huelga general de mujeres. Su manifiesto habla, con razón, de la precariedad de la mujer, de la desigualdad de salarios y pensiones, etc… pero expone, también… politiquería, politiquería controlada por distintas posiciones ideológicas partidistas manejadas curiosamente ¡por hombres!

Afirma la feminista Prado Esteban: “El poder enfrenta a hombres y mujeres para crear una criatura que sólo trabaja y consume”, y así es, la insolidaridad de la clase trabajadora se manifiesta en esta huelga parcial sexualizada que debería ser GENERAL, pues todas y todos sufrimos precariedad laboral. Sí que gran parte de ella la sufre sólo la mujer, pero… ¿el sindicalismo es cosa de sexos, de lo que se tiene entre las piernas o es solidaridad y lucha de clase?

PUEBLO no puede apoyar una huelga parcial, puesto que hemos nacido para dar voz a todos y todas, no podemos defender sólo una causa laboral por sexos, nosotras queremos justicia social para todos y todas. Sufrimos precariedad, paro, pensiones indignas, recortes en sanidad, sueldos limosna, alquileres de vivienda vergonzosos, despidos improcedentes, ¿por qué no una huelga general de todas para todos, de todos para todas? ¿Por qué el sindicalismo se calla o apoya la división?

“Mientras los teóricos se mostraban impotentes, unos hombres ardientes, animados del sentimiento de la libertad, de prodigioso vigor, tan ricos en amor al proletariado como pobres en fórmulas escolásticas, sacaron de la práctica de las huelgas una concepción muy clara de la lucha de clases, y orientaron al socialismo por nuevos caminos que hoy comienzan a explorarse”. Con estas palabras, George Sorel explicaba, hace algo más de un siglo, cuál era el papel de los sindicatos para conseguir la destrucción del sistema capitalista opresor que en el siglo actual reina ¿ahora vamos a dividirnos por sexos? A esos “hombres ardientes, debemos sumarnos las mujeres luchadoras, y todos a una vencer al sistema liberal capitalista que nos exprime con su maquinaria desalmada y prepara a nuestros hijos desde las escuelas para su futura opresión.

Sólo la unidad de las luchas nos hará fuertes, nuestra lucha es de mujeres y hombres, hombres y mujeres que pelean por sus derechos sociales, por unos salarios dignos y unas pensiones justas, contra la violencia machista, por su derecho a ser madres o no serlo, por la conciliación laboral, por un permiso de maternidad digno acorde a las recomendaciones de la OMS… Este 8 de marzo, como todos los días del año: toca luchar, todos, somos Pueblo, somos uno/a contra la maquinaria capitalista que nos usa, y cada vez nos divide y enfrenta más para debilitarnos y manejarnos más aún a su antojo.

PUEBLO no apoyará una huelga sexista, PUEBLO apoya y pide una huelga general donde derechos de hombres y mujeres sean peleados por todos juntos, porque sin la unidad del pueblo sólo puede vencer el sistema imperante que nos oprime.

MUJERES del movimiento PUEBLO

En breve revisaremos su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: